¿Sabes que es CPA, CPM y CPC? ¿Sabes cómo calcular estas métricas?

 

Cada vez que haces un anuncio, tienes diferentes formas para determinar los costes que vas a pagar por él, acá te contaremos las tres más comunes para que puedas evaluar la mejor opción para tu empresa.

Costo por Adquisición (CPA), Coste por Mil impresiones (CPM) y Costo por Click (CPC), son los métodos más comunes de cobranza en las plataformas digitales. 

Cuando decides anunciar en internet, necesitas tomar varias decisiones para monetizar el tráfico. Y, al igual que los anuncios digitales pueden ser analizados de una manera que era imposible en los medios tradicionales, también es posible determinar los precios de los mismos de distintas maneras.

El CPA, ¿qué es y cómo se mide?

CPA significa, como ya hemos visto, Costo por Adquisición. esta es la más costosa dentro de las 3 opciones que hoy les presentaremos, ya que sólo se paga cuando se logras el objetivo final de tu campaña — una venta, la descarga de un material, o algo similar..

Es de bajo riesgo para quienes quieren anunciar sus productos o servicios, porque sólo  se paga por las transacciones de los que realizaron el objetivo que deseabas.

Para calcular el CPA, utiliza la fórmula a continuación:

Tu CPA, como las métricas anteriores, se ve afectado directamente por el nivel de calidad del anuncio, la métrica fundamental de Google basada en la calidad de tus palabras clave, anuncios y landing pages.

En general, cuanto más alto es tu nivel de calidad, más bajos serán sus costos; de hecho, si tu puntaje está por encima del nivel de calidad promedio de 5, tu CPA se reducirá aproximadamente en un 16%.

El CPM, ¿qué es y cómo se mide?

CPM, o Costo por mil impresiones, es una métrica que representa el costo generado cada mil impresiones del anuncio. Al elegir CPM como forma de pago, el anunciante concuerda en pagar al publisher del anuncio una cuantía determinada previamente para cada mil impresiones. Esto significa que el publisher recibe compensación por cada anuncio mostrado, teniendo más previsibilidad de lucro.

Sin embargo, para visualizarse por mil personas, es necesario que el sitio anunciante tenga mucho tráfico, de manera que dicho tipo de métrica de precio de campañas se utiliza más por portales de noticias o blogs conocidos.

El CPM se utiliza en campañas de branding, por ejemplo, cuyo objetivo es aumentar la conciencia de marca de una empresa o producto.

Es también una estrategia que se indica para empresas medias y grandes, con un sector de marketing bien estructurada y estrategia clara.

Para calcular el Costo por mil impresiones o el costo total, utiliza la fórmula a continuación:

Si optas por CPM, ten en cuenta el tiempo que tu anuncio llevará para llegar a mil visualizaciones en el canal de comunicación elegido.

Cuanto más rápido esto ocurre, más recursos serán necesarios para que tu campaña siga en exposición. Por ello normalmente, se utiliza CPM cuando se tiene más confianza de que el público impactado será el público correcto.

El CPC, ¿qué es y cómo se mide?

Sigla para Costo por clic. Se trata de una forma de cobro de anuncios pagados en la que por un número de clics realizados se hace el pago. Es decir, el anunciante paga por los visitantes que acceden al sitio en que se hizo el anuncio para su sitio.

Este es el modelo utilizado en la compra de palabras-clave de Google AdWords, por ejemplo.

Se trata de un formato útil para saber los resultados precisos de tu anuncio. Es adecuado para quienes desean obtener más tráfico para el sitio o blog.

Debido a que el presupuesto se gasta basado en el número de clics que un anuncio recibe, dicho tipo de métrica de precios está más indicado y es más fácil de controlar, hasta para quienes son principiantes.

También ayuda a comprender el interés del público. Por eso, si comenzaste a anunciar ahora, elige CPC.

Para calcular el CPC, utiliza la fórmula a continuación:

 

 

Independientemente de la elección, es importante hacer pruebas para comprender cuál formato es más adecuado para tu realidad. Elegir canales en los que tu persona o público objetivo también esté, aumenta las oportunidades de lograr buenos resultados. Además, no existe una fórmula mágica que te diga “todo saldrá de esta manera” el público cambia, nosotros cambios, así que tu estrategia también de cambiar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *